¿QUÉ ES EL AYUNO INTERMITENTE?

El ayuno intermitente consiste en interrumpir de forma voluntaria, durante un período de tiempo determinado, la ingesta de alimentos. Se trata de una práctica realmente interesante que puede producir interesantes beneficios en la salud. Si bien es cierto que puede generar importantes beneficios para nuestra salud, también hay que tener en consideración que en determinados casos es posible que no nos interese realizar ayuno intermitente debido a condiciones médicas particulares de personas en concreto.

que es el ayuno intermitente

La práctica del ayuno intermitente se remonta a la antigüedad, los importantes beneficios que tiene para el organismo este tipo de prácticas se conocen desde tiempos antiguos, y se han mantenido en la tradición popular, normalmente, a través de prácticas religiosas. En los últimos años, asociado al mundo del deporte y del fitness, se ha recuperado la práctica del ayuno intermitente y se han destacado sus características positivas.

Se trata de una práctica que favorece al organismo desde diferentes puntos de vista. Uno de los elementos principales, que se suelen destacar cuando se habla de ayuno intermitente, es que esta práctica resulta muy beneficiosa para facilitar que se queme la grasa que se almacena en nuestro cuerpo. Esto ocurre debido a que al no ingerir alimentos, producimos menos insulina, de esta forma nuestro organismo identifica que tiene que comenzar a consumir la grasa almacenada, para generar la energía necesaria para desempeñar nuestra actividad diaria y deporte.

¿Qué tipos de ayuno intermitente existen?

Existen diferentes tipos de ayuno que resultan más o menos fáciles de realizar, según la experiencia que tengamos realizando ayuno intermitente. Lo recomendable es comenzar por los más cortos y sencillos de realizar si estamos comenzando a profundizar en las prácticas de ayuno intermitente. De esta forma vamos a poder ver la respuesta de nuestro organismo, y vamos a poder ver como nos encontramos a medida que vayamos realizando diferentes tipos de ayuno.

Los ayunos más cortos se realizan en ciclos de 24 horas. Uno de los más comunes para empezar es el de ayunar durante 16 horas y comer en una ventana de 8 horas. Una de las formas más fáciles de hacer este ayuno es simplemente saltándonos el desayuno.

Otro de los más habituales y cortos es el de ayunar durante 20 horas y comer en una ventana de 4 horas. En este caso podemos hacer solo una comida grande al día, durante unas 4 horas para que no nos resulte muy incómodo realizarla y ayunar durante el resto del día.

A partir de las 24 horas encontramos los ayunos más importantes, que se recomiendan para gente que esté familiarizada con este tipo de prácticas. El de 24 horas consiste en, por ejemplo, comer de cena en cena.

Otra estrategia de ayuno intermitente muy frecuente es la de comer durante 5 días y ayunar durante 2 días.

El ayuno de 36 horas resulta favorable para perder peso. Consiste en no ingerir alimentos después de la cena del primer día, ayunar al día siguiente y volver a comer en el desayuno del tercer día.

En relación a ayunos más prolongados, hay que tener en cuenta que si bien es cierto que se puede llegar a ayunar durante un gran número de días, no hay que olvidar que nuestro organismo necesita vitaminas y nutrientes para estar en perfectas condiciones. Si bien es cierto que el ayuno intermitente puede resultar muy interesante para nuestro organismo, prolongarlo mucho puede resultar contraproducente.

¿Cómo hacer el ayuno intermitente de forma correcta?

Para hacer el ayuno intermitente simplemente tenemos que tener en cuenta los alimentos que ingerimos. El ayuno intermitente consiste en no comer durante períodos determinados de tiempo, por lo que resulta muy sencillo adaptarse a esta práctica.

Algo importante a tener en cuenta, para hacer el ayuno intermitente de forma correcta, es que en períodos de ayuno prolongado, podemos tomar algún complemento que aporte múltiples vitaminas, para que de esta forma sepamos siempre que nuestro organismo se encuentra en perfectas condiciones.

Respetar el tiempo de ayuno es importante para de esta forma conseguir aprovechar todos los beneficios de este sistema. No nos sirve de nada ingerir aunque sea en pequeñas cantidades alimentos, pensando que no afectan al ayuno intermitente. Podemos, y debemos, beber agua de forma abundante, para poder saciar el hambre, y también para hidratarnos adecuadamente, esto será suficiente para superar los períodos de ayuno intermitente sin problemas.

Recomendaciones para aplicar correctamente el ayuno intermitente

Para aplicar el ayuno intermitente de forma correcta, lo más recomendable es comenzar realizando períodos cortos de ayuno intermitente. Algo tan sencillo como saltarnos una comida nos va a ayudar a comenzar a coger soltura con esta práctica. Si bien es cierto que saltarse una comida no es suficiente tiempo, normalmente, como para poder considerarse ayuno intermitente, sí que es interesante desde un punto de vista de autocontrol mental, para conseguir dar los primeros pasos en el ayuno intermitente.

Otra de las recomendaciones más habituales, es la de tener claras cuáles son las comidas que vamos a realizar. Si no hacemos el ayuno intermitente con cierto nivel de planificación, vamos a tener problemas a la hora de mantenerlo en el tiempo. Por eso es importante preparar las comidas que vamos a realizar una vez que rompamos el ayuno, y tener preparada agua de forma abundante, incluso con saborizantes que no aporten calorías, para que podamos superar la fase de ayuno sin preocuparnos en exceso y sin pasarlo mal.

Precauciones sobre el ayuno intermitente a tener en cuenta

El ayuno intermitente es una práctica saludable, pero si lo extendemos durante mucho tiempo nuestra salud puede entrar en riesgo. Los períodos largos de ayuno deben complementarse con complejos que aportan múltiples vitaminas, y deben hacerse siempre bajo supervisión médica para asegurar que todo está bajo control. Menores de 18 años, mujeres embarazadas, o mujeres en período de lactancia no deben hacer ayuno intermitente.

Incluso si nos encontramos en un período de estrés o de recuperación tras algún accidente, hay que tener en cuenta que nuestro organismo no debe someterse a más presión, y por lo tanto no es recomendable hacer ayuno intermitente.

Deja un Comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

  1. RESPONSABLE: KAIZEN 2D GROUP, S.L.
  2. FINALIDAD: La gestión de los contactos de la web.
  3. LEGITIMACIÓN: El interés legitimo.
  4. DESTINATARIOS: No se prevé cesión
  5. DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  6. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el siguiente link.

Acepto la política de privacidad. Ver aquí. *