DIETA PROTEICA PARA BAJAR DE PESO

DIETA PROTEICA PARA BAJAR DE PESO
Valora Este Artículo

La dieta proteica es una dieta especial que se caracteriza por su bajo consumo de hidratos de carbono combinados con un alto consumo de proteínas y grasas, es muy utilizada por deportístas ya que entre otras virtudes, junto al entrenamiento de pesas favorecen la creación de masa muscular. Pero no es sólo una dieta para deportistas, es también una de las dietas más seguidas entre las personas que quieren adelgazar y bajar peso. Antes de analizar los pros y los contras de la dieta alta en proteínas vamos abrir un pequeño paréntesis para explicar la función de las proteínas en nuestro cuerpo, ya que es importante que conozcas estos datos para que puedas evaluar si este tipo de dietas es la que más te conviene.

LAS PROTEINAS Y SU FUNCIÓN EN EL ORGANISMO

  • Las proteínas comprenden un gran grupo de compuestos orgánicos formados por secuencias de aminoácidos unidos entre sí a través de los llamados enlaces peptídicos.
  • La función principal de la proteína es suministrar a los tejidos los aminoácidos necesarios para los procesos de renovación celular.
  • Las proteínas tienen, en particular, también una función energética, pero en una alimentación equilibrada este papel es marginal. Este proceso es bastante activo durante el ayuno prolongado o en medio de un reto actividad física a largo plazo.
  • En ambos casos, los aminoácidos de cadena ramificada (leucina, isoleucina, valina) se descomponen con fines energéticos.

Los nutricionistas aconsejan tomar durante el día, una cantidad de proteína de aproximadamente el 15-20% de la ingesta diaria de calorías. Esta dosis corresponde aproximadamente a una ingesta de proteínas de 0,8 a 1,2 g de proteína por kg de peso corporal. Para garantizar el correcto funcionamiento del organismo y protegerlo de ciertas enfermedades. Las fuentes de estas proteínas deben llegar a 2/3 de los productos de origen animales y 1/3 de orgine vegetal (legumbres). Las legumbres son de hecho alimentos ricos en fibra y vitaminas que regulan la función intestinal, mientras que protegen el cuerpo de los radicales libres, a menudo contenidos en la carne.
Cuando hablamos de una dieta proteica nos referimos a una intesta mayor a la habitual de proteínas del orden de 1,8-2,2 g /kg de peso.

Dieta Proteica

Dieta Proteica

COMO EQUILIBRAR LA DIETA ALTA EN PROTEÍNAS

Para que la dieta proteica sea efectiva debemos tener en cuenta el consumo total diario de calorías , sobre todo si la cantidad de calorías consumidas en forma de hidratos de carbono y lípidos es suficiente para cubrir las necesidades totales diarias de energía, el exceso de proteína se transforma inevitablemente en el almacenamiento de grasa, por lo que conseguiríamos lo contrario de lo que buscamos con las dietas para bajar peso, por lo contrario si la cantidad de energía disponible en forma de hidratos de carbono y lípidos no es suficiente para cubrir las necesidades de energía, el exceso de proteína se utilizará para producir energía.

En cualquier caso, ambos procesos conducen a un incremento de proceso renal, aumento necesario para la eliminación del contenido de nitrógeno en las proteínas. Por esta razón, es muy importante asociar siempre a una dieta alta en proteínas un suministro adecuado de agua , al menos dos litros al día. Pero no olvidar que sigas este tipo de dieta o no, el agua es necesaria y una gran aliada en cualquier dieta equilibrada, así que el consumo de 2 litros de agua diarios debería ser ya una norma que seguir.

VENTAJAS DE LA DIETA ALTA EN PROTEINAS Y BAJA ENCALORÍAS

Seguir una dieta alta en proteínas mantendrá constantes tus niveles de insulina, aumenta la tasa metabólica basal, estimula la lipólisis y por consiguiente la pérdida de peso, también promueve la secreción de hormonas anabólicas como la testosterona y Hormona del Crecimiento. Este efecto es especialmente importante para aquellos que practican deportes de potencia (rugby, levantamiento de pesas, carreras de velocidad, musculación, etc.). Estos atletas se encuentran entre los mayores partidarios de las dietas altas en proteínas. De hecho ese tipo de dieta para perder peso tiene cierta eficacia en la promoción del desarrollo de la masa muscular y la reducción de grasa corporal. Para proteger su salud es importante sin embargo que la ingesta de proteinas sea sólo una de las partes de la dieta y no llevar el concepto al extremos. Todas las dietas que polarizan un concepto pueden tener consecuencias negativas. Por esta razón hemos tratado de resumir los puntos característicos de la dieta alta en proteínas revisada en clave saludable.

PAUTAS PARA COMER ALIMENTOS RICOS EN PROTEINAS

Antes de embarcarse en una nueva dieta ponte en contacto con un especialista médico para asegurarse de que no existen contraindicaciones para tu salud. La dieta alta en proteínas está contraindicada especialmente en casos de problemas hepáticos y renales (insuficiencia renal, nefropatía diabética, etc.). Tampoco es adecuada para aquellos que practican deportes de resistencia, como correr o andar en bicicleta ya que necesitan un mayor aporte de carbohidratos.

  • Limitar el consumo de azúcares simples (azúcar, dulces, bebidas azucaradas, etc .) y más generalmente de los alimentos de alto índice glucémico, especialmente por la noche.
  • Limitar el consumo de pan, pasta, arroz y cereales en general, evitando asociarlos entre sí en la misma comida. ¿si prefieres frutas y verduras, crudas o al vapor, preferiblemente de temporada.
  • Aumentar el consumo de proteínas y grasas saludables en la dieta, mientras que observar las siguientes reglas:
    • Dar preferencia a la carne blanca (pollo, pavo, conejo) a la roja (carne de res, cerdo), pero no excluir estas por completo de la dieta.
    • Reducir el consumo de queso bajo en grasa y prefieren.
    • Limita el consumo de embutidos y conservas de carne.
  • Nunca te saltes una comida.
  • Por lo menos 3 veces por semana reemplazar la carne por el pescado.
  • Por lo menos 3 veces por semana reemplazar la carne por las legumbres.

Para aumentar la ingesta de grasas saludables en las dietas para adelgazar, aumenta el consumo de frutos secos. Condimenta los platos con aceite de oliva extra virgen, sin demonizar a la mantequilla, los huevos y las grasas saturadas en general, por ejemplo, el yogur no tiene por que ser desnatado y en lugar de evitar la fruta, escoge la menos rica en azúcar. Evitar el consumo de grasas ácidos “trans” o hidrogenados, contenidas en la margarina y muchos productos elaborados o semielaborados.

Una Respuesta

  1. Raga julio 31, 2016

Deja un Comentario

Acepto la política de privacidad. Ver aquí. *